Recientes estudios han descubierto que alrededor de un setenta por ciento de los turistas que eligen alojarse en un hostal son menores de 36 años de edad. Este porcentaje, que corresponde a cifras globales, también se aplica en gran medida al sector turístico del Perú, no sólo a nivel interno, sino también teniendo en cuenta el alto flujo de turismo internacional que recibe el país año a año.

En este sentido, es más que comprensible que los hostales tengan ciertas características respecto a las reservas que los diferencian de otros establecimientos hoteleros.

Dirigido a jóvenes

Si la gran mayoría de los usuarios de hostales son jóvenes, ya sean millennials o más jóvenes aun, es comprensible que la presencia en línea sea uno de sus aspectos más importantes. Esto incluye en el ámbito del marketing, pero también cuando se trata de asuntos más prácticos, como lo son las reservas.

En este sentido, es muy importante que los hostales tengan la posibilidad de reservar en línea. Afortunadamente, la mayoría de los hostales y albergues de Lima, al menos los más importantes y populares, ofrecen esta posibilidad. La reserva online no sólo permite llegar al establecimiento con la estadía confirmada, sino que además suele incluir ofertas o precios especiales como un beneficio extra para alentar esta práctica.

Itinerarios planificados

Además, los mochileros que aprovechan los albergues para hacer paradas en sus viajes tienen, de este modo, la posibilidad de planificar por anticipado sus itinerarios, asegurándose de ese modo tener cama disponible en cada sitio al que vayan. Como la ciudad de Lima es una parada casi obligatoria para aquellos que visitan el Perú para conocer sus tesoros arqueológicos, esta modalidad está muy extendida entre los jóvenes que pasan por sus hostales.

Cabe agregar que el pago con tarjeta u otros medios de pago en línea también son de gran ayuda, ya que permiten reducir al mínimo la necesidad de llevar consigo dinero en efectivo.