Con una extensión de casi diez kilómetros cuadrados y en una ubicación privilegiada de la ciudad, el distrito de Miraflores es posiblemente el área más turística de Lima. Su vista al mar, su famoso malecón, sus numerosos parques y su excelente oferta gastronómica, lo ponen un paso más arriba del resto de las zonas turísticas de Lima.

Historia y ubicación geográfica

Miraflores se encuentra frente a la costa, entre los distritos de San Isidro y Barranco, al centro-sur de la ciudad. Su cercanía con el mar y con otros distritos famosos de la ciudad ayudan a su preponderancia como corazón turístico de Lima.

Poblado desde la prehistoria, esta región fue parte de la ocupación española durante la época colonial, de la cual ha heredado gran parte de su arquitectura más relevante. Después de un periodo industrial, actualmente se considera uno de los distritos residenciales de clase media-alta más exclusivos de Lima y de todo el Perú.

La propuesta turística de Miraflores

Además de sus parques, sus plazas y sus iglesias, Miraflores se caracteriza por su inquieta oferta gastronómica. Multiplicidad de restaurantes de toda clase, incluyendo muchos de comida autóctona, se suman bares, locales musicales, cafés, y un largo etcétera. En gastronomía, Miraflores combina lo mejor de la cocina gourmet internacional con la comida callejera popular que caracteriza al Perú,

Su oferta cultural también es reconocida mundialmente, incluyendo la Huaca Pucllana, un asentamiento ceremonial muy importante de la cultura Lima, además de múltiples museos y casas-museo. Cines y teatros completan su propuesta cultural.

Sus calles también son uno de sus principales atractivos turísticos. Considerado uno de los distritos más seguros de Lima, muchos turistas aprovechan sus calles simplemente para recorrer el distrito, apreciando su arquitectura y alternando con visitas a sus muchos cafés y bares. Miraflores se ha consolidado como el foco turístico más importante de la ciudad.