Los hostales o albergues, también conocidos como pensiones o posadas (o por su nombre en inglés, hostels), son indudablemente la principal forma de alojamiento para jóvenes de todo el mundo.

No solamente suelen ofrecer precios económicos y buenas ubicaciones en el corazón de las grandes ciudades, sino que también presentan una excelente oportunidad para conocer otros viajeros de otras partes del globo, especialmente para aquellos que viajan en grupos de amigos y como mochileros.

La oferta de hostales en Lima

Lima no es una excepción, y sus muchos hostales presentan un gran abanico de servicios y una notable variedad de posibilidades a la hora de alojarse. Muchos están enfocados sobre todo en el precio y ofrecen camas en habitaciones compartidas, que suelen ser bastante más económicas que las habitaciones privadas.

Las habitaciones compartidas son elegidas en general por mochileros que buscan simplemente un sitio donde dormir y dejar sus efectos personales mientras se dedican a recorrer la ciudad o los alrededores. En este caso, el interés no está puesto sobre los servicios típicos de hoteles y spas, sino en un alojamiento cómodo y económico.

Las habitaciones compartidas tienen, además, el beneficio de ayudar a los jóvenes a hacer amistades con otros viajeros de distintas partes del mundo, algo que es especialmente apreciado en Lima, una ciudad que posee un turismo notablemente cosmopolita.

Habitaciones y baños privados

Sin embargo, no todo son habitaciones compartidas en los hostales de Lima. Casi todos estos establecimientos ofrecen también habitaciones con baño privado, usualmente para dos personas.

Este es uno de los tipos de alojamiento más popular entre parejas jóvenes. Muchos de los hostales ofrecen un servicio básico de desayuno, o simplemente una cocina y comedor compartidos donde los viajeros pueden preparar sus propias comidas. De este modo, las parejas pueden combinar la privacidad de una habitación privada con la experiencia comunitaria y económica de los hostales.